top of page

EL IMPACTO POSITIVO QUE GENERA UN BUEN SERVICIO AL CLIENTE

3 palabras: servicio al cliente. Si tienes una empresa estas pueden significar para ti el nombre de un equipo o un departamento de tu negocio, pero es posible que para la clientela esas palabras signifiquen esperar en la línea, repetir información a los agentes de servicio e incluso la ausencia de una solución a sus problemas. Lo cierto es que ofrecer un buen servicio al cliente es clave porque ayudarlos a que sean exitosos ayuda a tu empresa, además un 42,33% de la clientela valora la capacidad de resolución en el servicio al cliente, un 33% la agilidad en las respuestas y un 31.83% la personalización.


¿Qué es el servicio al cliente? son todas las acciones y esfuerzos orientados a generar una excelente experiencia para los consumidores de manera dinámica y proactiva. No concierne sólo a un área de la compañía, sino que cada proceso debe estar enfocado en la satisfacción de las necesidades del cliente.

¿Cuáles son los beneficios de contar con un buen servicio al cliente? lo primero es que los consumidores y consumidoras se sentirán satisfechos por tu atención y sentirán que tanto su tiempo como su dinero fueron invertidos de manera adecuada; además de eso tu empresa se verá beneficiada pues el servicio al cliente promueve la imagen de tu marca, facilita procesos, aumentan la lealtad y eleva tus ingresos entre otras cosas.


Un buen servicio al cliente debería, por ejemplo, estar enfocado en la satisfacción de tu clientela, ser proactivo, dinámico, rápido, eficiente y ofrecer atención personalizada.


Estos son 9 consejos sobre cómo prestar un buen servicio al cliente:


1. Conoce a tu cliente: es clave que todas las áreas de tu negocio conozcan el perfil de los clientes, por ejemplo, ¿qué intereses tienen? ¿cómo se comportan? y otros datos valiosos como la edad o la ubicación. En este punto puedes pensar en crear buyer personas, es decir, representaciones semi ficticias de tus clientes ideales.


2. Personaliza tu comunicación: ten en cuenta que toda acción o material con el que tu clientela vaya a tener contacto y con el que te comunicas debe ser personalizado, el objetivo es que tus clientes sepan que te diriges a ellos y que estás dando una solución al problema que tienen. Es fundamental que estés dispuesto o dispuesta a entender cuáles son sus necesidades y actuar en consecuencia


3. Escucha y ofrece soluciones: algo que te ayuda a concentrarte en lo que te están diciendo los clientes es la escucha activa, si la práctica será más fácil entender cuál es el problema y ofrecer una solución a cada reparo, en especial cuando se trata de un lead calificado


4. Presta atención a los detalles: cuando se trata de ofrecer un buen servicio al cliente es muy importante que estés concentrado y concentrada, tus sentidos deben estar alerta para poder enfocarte en cada detalle, incluso en los más pequeños, fíjate en la manera en la que tu clientela habla o escribe ¿cuáles son sus gestos? ¿en qué casos notas que está satisfecha o disgustada? Es importante además que estés preparado para anticipar cambios y disponer de respuestas asertivas, muchas veces un mal servicio se hubiera podido resolver con una comunicación clara.


5. Interésate de verdad por lo que te está diciendo tu clientela: piensa en que cuando te relacionas con un cliente esté en un solo te están compartiendo un aspecto formal, sino también sus problemas, por eso es clave que seas sincero y empático, que pienses desde su perspectiva y que seas genuino, los clientes siempre van a valorar una acción sincera cuando ven que estás interesado en resolver un problema, aunque te esté tomando tiempo o esfuerzo


6. Construye confianza: para hacerlo lo fundamental es que durante la interacción estés atento y ofrezcas soluciones y no olvides que las herramientas que apoyan las actividades para mejorar el servicio al cliente son tus aliadas, como el software de atención al cliente de hubspot


7. Mejora los tiempos de respuesta, aunque establecer protocolos te ayudará a agilizar los tiempos de respuesta siempre debes buscar mejorarlo, es clave que te adelantes a las necesidades de los clientes y que cuentes con soluciones y respuestas a la mano, así tu negocio se caracterizará por la inmediatez y eficiencia al momento de responder, algo que te dará confianza y relaciones comerciales a largo plazo.


8. Sé amable, un trato amable desarma las objeciones, compórtate de manera cortés y usa un lenguaje empático, incluso en los casos más complicados.}

9. Cumple tus promesas: ten en cuenta que si no cumples tus promesas puedes perder todo el terreno que ganaste, es clave que no prometas algo que no puedes cumplir, si te comprometes con algo haz lo necesario para llevarlo a cabo, si te pones en el lugar del cliente a nadie le gusta que un producto o un servicio no cumpla con lo que promete.



30 visualizaciones0 comentarios
bottom of page